Blog

¡Aprende las diferencias entre dirigir y liderar!

¡Aprende las diferencias entre dirigir y liderar!

Dirigir y liderar son dos cosas diferentes. Puede parecer que hacen alusión a la misma acción pero no es así. Una cosa es dirigir una empresa y otra, muy distinta, es liderarla. Los líderes van mucho más allá que los gerentes.

En el mundo de los negocios, Warren Buffett ocupa un sitio destacado. Este exitoso empresario estadounidense es el  tercero en el ranking Forbes de los más ricos del mundo y comparó lo que hace un gerente y un líder en una empresa:

  1. Un gerente o un directivo de una empresa la administra, mientras que un líder se preocupa porque la compañía sea innovadora.
  2. El gerente cuantifica el valor de la empresa, mientras que el líder hace que la compañía aumente su valor, lo crea. Sus acciones aumentan el valor de la empresa.
  3. El directivo se encarga de mantener lo que tiene, de protegerlo para que no se pierda. Sin embargo, el líder se arriesga, innova y desarrolla nuevas ideas para generar nuevas oportunidades de negocio.
  4. El gerente se suele centrar en la estructura empresarial. Mientras que el líder presta más atención a las personas, ya que considera que son el activo más preciado de una compañía y las que realmente pueden hacerla innovar, crear y desarrollar nuevas líneas de negocio que les permitan alcanzar el éxito.
  5. Los gerentes consideran que tienen el control y lo ejercen. Sin embargo, los líderes inspiran confianza.
  6. El directivo se preocupa de lo que pasa dentro de la empresa a corto plazo y en resolver los problemas del día a día. Sin embargo, el líder tiene una perspectiva más a largo plazo y consigue tener una visión más global de lo que es la empresa y lo que podría llegar a ser.

Buffett también compartió las 5 claves para potenciar el líder que llevas dentro:

  1. Debes saber comunicarte. En la vida, que una persona sepa expresar bien sus ideas es fundamental. Si no eres capaz de hablar con las personas y comunicarles tus ideas, estás desperdiciando parte de tu potencial. En las universidades no se le presta suficiente atención a la comunicación efectiva, cuando es una cualidad fundamental para el desarrollo de cualquier actividad profesional. Cualquier comunicación dentro de una empresa, según Buffett, debe ser clara, poco técnica y con el mínimo texto para favorecer su compresión.
  2. Mira hacia el futuro. Una junta directiva debe asegurarse de que las personas correctas están llevando las riendas de la empresa. También deben cerciorarse de que la siguiente generación de líderes está preparada para asumir el control. Las empresas de mayor éxito se enfocan en potenciar las habilidades de su equipo.
  3. La paciencia en el mundo de los negocios es una virtud necesaria. No importa que seas un genio, todo lleva su tiempo. Lo mismo que Roma no se construye en un día, una empresa de éxito tampoco. Por ese motivo, es importante armarse de paciencia y perseverar para resistir las presiones y hacer que el proyecto avance y prospere.
  4. Buena administración del tiempo. Tú eres el único dueño de tu tiempo y nadie mejor que tú sabe cómo administrarlo. Reserva siempre tiempo dentro de tu agenda para dedicarte a aquello que para ti es una prioridad. Aprender a organizar espacios, correos y el tiempo es la forma más efectiva para administrar el día a día de cualquier profesional.
  5. Trata a todo el mundo por igual. Tratar a todo el mundo de la misma manera, sin favoritismos. Un buen líder tiene que darle las mismas oportunidades a todos sus trabajadores, incluso a los trabajadores silenciosos que son competentes pero que muy pocas veces consiguen hacerse notar.

No importa si consideras que un líder se hace o se nace, lo realmente importante es que tengas claro que es una cuestión de actitud, que puede aprenderse y trabajarse día a día para mejorarla. Comienza por incorporar estos consejos a tu rutina y puedes estar seguro de que vas en la dirección correcta para convertirte en un buen líder.

Deja un comentario