Blog

¡Aprende a sacarle el máximo partido a las críticas en el trabajo!

aceptar críticas en el trabajo

¿Cómo reaccionas a las críticas? ¿Qué se te pasa por la cabeza cuando tu jefe o algún compañero hace algún comentario sobre tu trabajo?  Dicho de otra manera, ¿sabes escuchar la opinión de los demás? No puedes pasar por alto el papel que juega en tu evolución profesional el ser capaz de aceptar una crítica u opinión de un tercero de una forma positiva.

Debes tener en cuenta que ese feedback –entendido como la capacidad de un emisor para aceptar las reacciones de los receptores a su mensaje y modificarlo de acuerdo a lo recogido- es un auténtico regalo, que si sabes valorarlo, te ayudará  a crecer más que ningún halago.

<Feedback> capacidad de un emisor para aceptar las reacciones de los receptores a su mensaje y modificarlo de acuerdo a lo recogido.

Sin embargo, muchas veces no sabemos valorarlo y nos quedamos igual que antes de recibirlo. A continuación, os daremos algunos consejos para que aprendas a sacarle el máximo partido a esas opiniones y críticas –el feedback- que recibes  en el trabajo.

Aprende a reconocer que no eres perfecto

El ego es el mayor enemigo del progreso y del crecimiento profesional. Si piensas que lo haces todo estupendamente y que no te queda nada por aprender, vivirás estancando.

Diferencia lo que eres de lo que haces

Si llegas tarde a una reunión no quiere decir que seas un irresponsable que no valora el tiempo de los demás o alguien que se considera más importante que el resto. No te machaques. Todos podemos tener un mal día y todos tenemos la oportunidad de enderezarlo con una actitud positiva que afronte los problemas con autoconfianza. Las actitudes negativas no te dejan ser, ni avanzar profesionalmente. ¡Tenlo en cuenta!

Confía en ti

No es habitual que una persona tenga una confianza ciega en sus habilidades y la razón es sencilla, el miedo al fracaso y a cometer errores. Debes aprender que equivocarte te enseñará algo que de otra manera no aprenderías. Cometer un error te da la oportunidad de aprender.

Mantente dispuesto a evolucionar y aprender

Busca siempre mejorar tus actitudes y olvídate de la frase “yo ya no estudio nada más”. Por muy formado que estés siempre habrá nuevas avances y cosas por aprender que te harán ser un mejor profesional.

Aprende a pedir ayuda

Las adversidades en el trabajo aparecen siempre y eso es algo que no podemos evitar. En ese sentido, es más fuerte el que aprende a identificar sus limitaciones y reconocer sus necesidades para pedir ayuda.

Cuando tengas dudas sobre algún tema que te hayan encargado en el trabajo, pregunta a tus compañeros. Eso no es malo, ni te hace parecer inferior ni poco preparado. Todo lo contrario, ellos sentirás que eres una persona meticulosa que se preocupa por comprender al 100% los proyectos que se le asignan y además, verán como confías en su criterio. Lo que es algo muy positivo en los grupos de trabajo.

Muéstrate agradecido

Cuando alguien se tome la molestia de darte un consejo o su opinión sobre tu trabajo, en lugar de reaccionar de mala manera. Muéstrate agradecido y dispuesto a incorporar a tu trabajo mejoras fruto de ese feedback. Esto hará que mejore notablemente la relación que tienes con tus compañeros y todos estarán mucho más conectados. ¡Verás como ellos también te piden que les des tu opinión!

En definitiva, el feedback te ayuda a crecer y a ser un mejor profesional, contribuye a crear un ambiente de trabajo positivo y un clima de confianza. A partir de ahora, tenlo en cuenta en tu día a día a la hora de afrontar las críticas y reconócelas como un regalo, no un ataque. 

Deja un comentario