Los españoles destinan el 52% de sus salarios al pago de impuestos

Nos hacemos eco de un interesante artículo publicado en “el mundo” en relación a la carga impositiva de los salarios de los españoles:

Los trabajadores españoles tienen que destinar hasta un 52% de su salario al pago de impuestos. O dicho de otra forma: los asalariados de España, de media, sólo disponen de un 48% de su sueldo una vez abonados el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), los impuestos especiales con los que están gravados el alcohol, los hidrocarburos y el tabaco, y todos aquellos pagos que la Administración exige.

Las mutuas aumentarán el control de la baja laboral

Nos hacemos eco de una noticia publicada en Expansión el día 30-11-2015.

A partir de hoy entra en vigor el Real Decreto del 18 de julio con la reforma que aprobó el Gobierno para luchar contra el fraude en las bajas laborales durante el primer año. Los objetivos son reducir el absentismo en las empresas y rebajar el gasto en las prestaciones de la Seguridad Social. El presupuesto previsto por incapacidad temporal para este año es de 4.492 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,7%. Sin embargo, para el próximo año, ya con el crecimiento consolidado, el gasto previsto es de 5.400 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,21%.

TENDENCIA A LA FINALIZACIÓN DE LOS CONTRATOS FIJOS

Tenemos que asumir la idea de que tener un buen trabajo y mantenerlo durante mucho tiempo, se está acabando, está cambiando las forma de trabajar, las profesiones que antes servían, ahora comienzan a desaparecer por los cambios a los que se ve sometido el mercado de trabajo.

El horario flexible no está hecho para las pymes

Hacemos eco de una noticia publicada en el diario Cinco Días el pasado 13/11/2015. Os dejamos el texto original.
Que la jornada de trabajo ocupe casi todas las horas del día, y no necesariamente solo en la oficina, es una cuestión que ya domina el debate sobre qué es un empleo de calidad. Ya no solo vale con un determinado nivel salarial, o con un número de complementos retributivos. El tiempo libre es, en cambio, un bien cada vez más preciado entre los trabajadores.