Blog

¿Cómo calcular tu sueldo neto?

¿Cómo calcular tu sueldo neto?

Cuando llega el momento de negociar tu salario, seguramente te centras en la cantidad que quieres cobrar a final de mes. No obstante, si aprendes a calcular tu sueldo neto, eso te dará una gran ventaja; ya que será esa cantidad total la que te permita conseguir unas buenas condiciones salariales.

Este tema te interesa no solo si estás negociando las condiciones de un nuevo contrato para incorporarte a un nuevo puesto de trabajo, también te interesa para mejorar el que tienes actualmente.

El sueldo bruto se ve afectado por diversos factores como suelen ser: las pagas extras, las retenciones fiscales, la categoría profesional del trabajador, la renta de su cónyuge o si tiene personas a su cargo.

¿Qué es el salario bruto?

El salario bruto es el total que recibe el trabajador. Es decir, lo que te paga la empresa para la que trabajas antes de que a esa cantidad se le apliquen las retenciones y cotizaciones correspondientes. Todos estos datos pueden verlos  reflejados en tu nómina. Lo importante es que no confundas tu salario bruto con la retribución neta que percibes cada mes.

Si tenemos en cuenta los últimos cambios fiscales, los factores que tienes que tener en cuenta para calcular tu sueldo bruto son:

General

  • Estado civil: Las personas casadas computan el 50%, el resto de grupos (solteros, viudos y divorciados) lo hacen al 100%.
  • Sueldo neto: es el dinero que tu empresa ingresa en tu cuenta bancaria al final de cada mes en concepto de nómina.
  • Número de pagas: pueden ser 12, 14 o 16 pagas.
  • Deducción por vivienda habitual: puedes deducir o no en la declaración de la renta los gastos de tu primera vivienda.

Seguridad Social

  • Categoría profesional a la que perteneces: se divide en diferentes grupos de cotización: Ingenieros y licenciados (1); Ingenieros Técnicos, Peritos y Ayudantes titulados (2); Jefes Administrativos y de Taller (3); Ayudantes no Titulados (4); Oficiales Administativos (5); Subalternos (6); Auxiliares Administrativos (7); Oficiales de primera y segunda (8); Oficiales de Tercera y especialistas (9); Peones (10); Trabajadores menores de 18 años, cualquier categoría profesional (11).

Subveciones

  • Fecha de nacimiento
  • Descendientes:
    • Si tienes menores de 3 años a tu cargo y siempre que tu renta no supere los 8.000 euros, si estás casado/a computas el 50%.
    • Si tienes a tu cargo a menores de 25 años y mayores de 2 años sin obtener una renta anual que supere los 8.000 euros, si estás casado/a computas la mitad.
  • Ascendientes:
    • Si tienes a tu cargo personas mayores de 65 años sin una renta anual de 8.000 euros.
    • Si tienes a tu cargo personas mayores de 75 años sin una renta anual de 8.000 euros.

Detracciones de la nómina

A continuación, vamos a ver lo que te retienen en la nómina para que puedas averiguar qué vas a cobrar en limpio al terminar el mes. Para ello, hay que restarle al salario bruto los siguientes conceptos:

  • Cotización a la Seguridad Social: este pago se divide entre la empresa y el trabajador. Las pagas extraordinarias no están sujetas a esta cotización.
  • IPPF: la empresa retiene una parte del salario al trabajador para ingresarla posteriormente en su nombre a Hacienda. El porcentaje que retiene varía según diversas cuestiones:
    • Rendimientos generales del trabajo.
    • Rendimientos de trabajo que percibe el trabajador por ser administrador o miembro del consejo administrativo.
    • Rendimientos del trabajo derivados por impartir cursos, seminarios o de la creación de obras artísticas, literarias, científicas, siempre que se cedan sus derechos de explotación.
    • Atrasos de rendimientos de trabajos de ejercicios anteriores.
    • Contratos de trabajo de menos de un año, contratos temporales o en prácticas.

En resumen, el salario neto es el salario menos el IRPF y la cotización a la Seguridad Social. Mientras que el salario bruto comprende todas las percepciones que recibe el trabajador por todos los conceptos que hemos comentado en este post.

Es importante, que tengas conocimientos básicos sobre estos temas, ya que a lo largo de tu vida profesional te veras obligado a lidiar con estos términos en más de una ocasión. Cuando estés negociando el sueldo de un nuevo contrato, cuando quieras pedir un aumento, etc. Únicamente si eres capaz de entenderlos podrás evaluar si estás percibiendo un salario justo o, por el contrario, necesitas plantearte pedir un aumento o cambiar de trabajo.

Deja un comentario