Blog

¿Cómo negociar tu salario?

claves para negociar tu salario

En muchos momentos de tu vida laboral tendrás que negociar tu salario. Cada vez que acudas a una entrevista de trabajo y todas las veces que solicites un aumento de sueldo lo estarás haciendo. Por esa razón, en el post de hoy hemos recopilado las reglas de negociación que debes conocer para negociar bien tu sueldo. ¡Comenzamos!

Las 5 claves para negociar tu salario

1. No saques el tema del salario durante una entrevista de trabajo demasiado pronto

Cuando estés en una entrevista de trabajo, el reclutador te preguntará: ¿cuál es tu horquilla salarial? ¿Qué pretensiones salariales tienes? Normalmente, esta pregunta se reserva para las últimas fases del proceso de selección, así que no te precipites y espera a que el llegue el momento oportuno. Ya que si adelantas el tema cuando todavía no tienes asegurado el puesto y la empresa se está construyendo una imagen sobre ti, lo único que pensarán es que eres una persona a la que solo le interesa el dinero.

No tengas prisa, antes de ponerte un precio, tienes que venderte como profesional. Las primeras tomas de contacto son para conocerse, no es el momento de hablar de dinero. Si ves que el reclutador tiene interés por conocer cuáles son tus aspiraciones salariales demasiado pronto, te recomendamos que retrases este tema respondiendo:

-“Aspiro a tener un salario competitivo pero no es lo único que me importa, también quiero saber más sobre las funciones y los retos a los que tendré que hacer frente para saber qué salario sería el más acorde.

– “Necesito conocer más detalles sobre el puesto para saber cuál sería el sueldo adecuado“.

La negociación no se va a producir hasta que el entrevistador tiene claro qué tienes que ofrecer a la empresa y para eso primero necesita conocerte. Así que lo mejor es que esperes un poco antes de plantear este tema.

2. Permite que el entrevistador te haga una oferta

Aunque pienses que el reclutador está convencido de que eres el candidato perfecto y ya estés en la fase final del proceso de selección, permite que sea él quien haga la primera oferta. Imagínate que el sueldo que pides es más bajo que el que la empresa te iba a ofrecer, ¡saldrías perdiendo por no haber sabido esperar!

Por otro lado, piensa que tú buscas un sueldo anual de 25.000 € y te ofrecen 22.000€. No te precipites en aceptar la primera oferta porque si has convencido al reclutador, siempre hay posibilidades de negociar un incremento. Incluso cuando desde el principio se ha fijado una cantidad para el puesto, se puede negociar mediante las pagas extras, incentivos por productividad, un porcentaje de los beneficios, etc.

Otro punto importante y que debes considerar antes de negociar es qué tipo de empresa es la que oferta el puesto. Si es una pyme te ofrecerá el salario base estipulado en el Convenio Colectivo sin más. En cambio si es una multinacional además del salario base que estipule el Convenio Colectivo, también te ofrecerá otros complementos salariales por antigüedad, primas productivas, etc. Esto debes tenerlo en cuenta para saber hasta dónde puedes negociar.

3. No aceptes la primera oferta

Cuando la empresa te ha hecho una oferta es que está interesada en que formes parte de su equipo. Aquí es cuando empieza la negociación. El primer error o el más habitual es que te sientas presionado y aceptes lo primero que se te ofrezca. No lo hagas.

Una vez que te lancen la oferta, tómate tu tiempo. Piensa en si ese salario cubre todos tus gastos y hace frente a tus necesidades del día a día. Piensa además en los nuevos gastos que vas a tener para desplazarte a tu nuevo lugar de trabajo, desayunos, almuerzos, etc.

Lo mejor es que no des una respuesta inmediata y pidas tiempo para pensarlo. Si la oferta ha sido baja, el mismo reclutador te alertará sobre la posibilidad de negociar el salario ofertado.

4. ¡Conoce tu valor en el mercado!

Otro punto importante que debes conocer antes de enfrentarte a una negociación salarial es cuánto vales en el mercado según tus conocimientos y tu experiencia profesional. Consulta el Convenio Colectivo e investiga por Internet, encontrarás diversas herramientas gratuitas que te ayudaran a conocer el sueldo al que debes aspirar según tu formación, el puesto que desempeñas, los años de experiencia, etc.

5. ¡Mejora la oferta!

La negociación no acaba cuando has obtenido el salario deseado, si el reclutador está convencido de tu talento, todavía te quedan algunas cosas que negociar. Debes  negociar las pagas extras que vas a percibir prorrateadas y las que no, las primas por productividad, los gastos de desplazamiento, coche de empresa, vales en restaurantes, seguro médico, etc.

¡Ahora sí! Ya conoces las claves para negociar correctamente tu salario y estás preparado para enfrentarte a una entrevista de trabajo o solicitar un aumento de sueldo en la empresa para la que trabajas.

Deja un comentario