Blog

¿Cómo superar con éxito una entrevista de trabajo por teléfono?

cómo superar con éxito una entrevista de trabajo por teléfono

En la actualidad muchas son las empresas que realizan una primera toma de contacto con los candidatos a través del teléfono, lo que se conoce comúnmente como entrevista telefónica. Los reclutadores utilizan este sistema para contrastar datos y hacer una primera criba de candidatos, en la que descartarán a aquellos que no reúnan los requisitos para el puesto de trabajo.

Esta práctica cada vez es más común entre las empresas y por ese motivo, si estás buscando trabajo te conviene estar preparado para que cuando llegue la ocasión, los nervios no te jueguen una mala pasada y puedas mostrar todo tu potencial. ¿Te interesa este tema? ¡Sigue leyendo!

Lo más habitual es que la entrevista por teléfono sea un primer filtro antes de la entrevista en persona. De esta manera, las empresas pueden descartar a los candidatos que no se ajustan al perfil que requiere el puesto de empleo vacante sin necesidad de desplazamientos y con el ahorro de tiempo que esto supone para ambas partes.

Normalmente la llamada suele durar unos 10 minutos en los que el entrevistador te preguntará las dudas que tiene sobre tu curriculum, profundizará en los datos que le resulte más interesantes de tu perfil y comprobará si reúnes los requisitos necesarios. Para que no te quedes sin saber qué decir y des una buena primera impresión, te recomendamos que tengas en cuenta:

¡Apréndete tu CV!

Es fundamental que te aprendas tu currículum porque te van a preguntar sobre las fechas en las que trabajaste en un puesto, los periodos formativos, las estancias en el extranjero, meses en lo que no trabajaste, etc. Ten en cuenta que si te preguntan por algo que has escrito tú y no sabes responder o notan que dudas a la hora de hacerlo, pueden pensar que los datos no son reales.

¡Practica tu tono de voz!

Durante la entrevista telefónica debes mostrarte educado y amable. Es importante que le transmitas al entrevistador que no tienes ningún problema en responder a todas sus preguntas y profundizar lo que sea necesario en cada una de tus respuestas.

Ten en cuenta también que si te muestras optimista, alegre y sonriente durante la conversación, eso le llegará al reclutador a través de tu tono de voz y lo valorará muy positivamente.

¡Sé tú mismo!

Es fundamental que tu actitud sea la correcta, que seas tú mismo y que dejes para otro momento los halagos y las grandilocuencias. Muéstrate como la persona sencilla que eres porque si intentas aparentar algo que no eres, los nervios pueden jugarte una mala pasada y el reclutador lo notará. Normalmente son personas que tienen años de experiencia seleccionando a candidatos, de modo que no caigas en el error de pensar que será fácil engañarles.

En resumen, si realmente te interesa el puesto de trabajo y quieres tener una oportunidad real de conseguirlo, muéstrate tal y como eres.

¡Demuestra que te interesa el empleo!

Muchas personas creen que si se muestran desinteresados durante un proceso de selección, tendrán más oportunidades de lograr el empleo, pero se equivocan. Es muy importante que desde el mismo momento que te inscribes en la oferta de empleo, te intereses por conocerlos. Entra en su página web e indaga sobre sus proyectos, sus valores, etc. Visita también su perfil en Linkedin y recopila toda la información relevante que puedas conseguir. Cuando te hagan la pregunta de: “¿por qué quieres trabajar con nosotros?”, agradecerás haber dedica tiempo a recopilar estos datos sobre la empresa.

¡Sé breve!

No hace falta que te lleves 5 minutos explicando tu trayectoria laboral. Ten en cuenta que esa persona tiene que llamar a más candidatos y no va a dedicarte más de 10 minutos, ¡así que aprovéchalos bien! Responde brevemente a sus preguntas y sé muy conciso con tus respuestas, recuerda que el entrevistador tiene tu CV delante y que solo te llama para resolver dudas. ¡No te olvides de usar un tono de voz educado y amable!

¡No te olvides de escuchar!

Puede que por los nervios, no estés prestando suficiente atención a lo que te está preguntando el reclutador, pero es muy importante que te esfuerces en mantenerte atento, sin distraerte, para que puedas responder adecuadamente a su pregunta. Céntrate en la conversación y olvídate de todo lo que pasa a tu alrededor, te estás jugando que pases a la siguiente fase del proceso de selección, así que es importante que escuches bien lo que te está diciendo el entrevistador.

Tampoco lo interrumpas, ni hables cuando la otra parte lo está haciendo. Espera a que haya terminado para responder y resolver tus dudas.

¡Resuelve tus dudas!

Llega el momento final de la llamada, el entrevistador ya ha despejado sus dudas sobre tu CV y tiene claro el motivo que te llevó a inscribirte en la oferta de empleo. Ahora te preguntará si tienes alguna pregunta que hacerle. Este es el momento perfecto para preguntar todo lo que no te haya quedado claro durante la conversación. También puedes interesarte por la siguiente fase del proceso de selección, consultar fechas en la que te informarán si pasas a la siguiente fase, etc.

¡Llega el momento de despedirse!

Si quieres dejarle un buen sabor de boca al entrevistador, es importante que le des las gracias por el tiempo que te ha dedicado y muestres tu interés, una vez más, por el puesto. Por último, puedes comentarle que te gustaría tener la oportunidad de que os conozcáis en persona y podáis tratar todos los temas comentados en mayor profundidad. El entrevistador sabrá valorar tu actitud abierta.

Estos son los puntos claves que debes tener en cuenta a la hora de mantener una entrevista por teléfono si quieres superarla con éxito y pasar a la siguiente fase, la entrevista presencial. Si te interesa seguir recopilando información sobre el proceso de selección, te animamos a que le eches un vistazo a los posts que hemos publicado sobre las entrevistas de trabajo.

Deja un comentario