Blog

¿Qué buscas en un nuevo trabajo?

qué buscas en un nuevo trabajo

Cuando comienzas a buscar trabajo en la mayoría de los casos te centras tanto en lo que quieren las empresas que dejas en un segundo plano lo que tú quieres. Te enfocas en ser el mejor candidato para que te elijan y puedas incorporarte lo antes posible a tu nuevo puesto de trabajo. Esto hace que pierdas completamente de vista la razón por la que estás buscando un nuevo trabajo.

Si te identificas con lo que estamos comentando, aún te sientes insatisfecho en tu trabajo actual y no quieres que vuelva a repetirse la misma situación en un futuro, ¡sigue leyendo!

Muchas empresas piensan que la mayor motivación de un profesional para embarcarse en una búsqueda de empleo es el dinero. Si bien es cierto que el factor económico es importante, la realidad es que los trabajadores también desean que su puesto de trabajo cumpla otros requisitos igual o incluso más importantes que el salarial. A continuación, analizaremos qué es lo que busca un profesional en un trabajo (además de un buen salario).

¡Factores que debes evaluar antes de aceptar un nuevo empleo!

Conciliación familiar y laboral

Algunos empleos pueden exigirte demasiado tiempo fuera de casa o incluso, actividades fuera de tu horario laboral que te impidan disponer de suficiente tiempo libre para atender a tu familia, disfrutar de tus hobbies, etc.

Antes de aceptar una oferta de trabajo con jornadas laborales demasiado largas, trabajos muy demandantes, viajes, o horarios poco flexibles debes reflexionar sobre si eso es realmente lo que quieres en tu vida.

Tener un equilibrio entre tu vida personal y profesional es fundamental para ser feliz y estar motivado. Además,  debes tener en cuenta que si puedes conciliar tu vida profesional con la personal estarás menos estresado y serás más productivo para la empresa en la que trabajas.

Un empleo estable

En momentos en los que las circunstancias del mercado no son las mejores y encontrar un trabajo con buenas condiciones y un salario adecuado se convierte en una tarea difícil es habitual que priorices las oportunidades laborales que te brinden una mayor seguridad. Ya sea a través de un contrato fijo o porque sabes que la empresa tiene solvencia.

Desarrollar tu proyecto personal, ya sea tener hijos, comprar una casa, etc. Es algo que prefieres llevar a cabo cuando dispones de una estabilidad laboral. Así que cuando lo que buscas es una estabilidad saber que no tendrás que estar en menos de un año buscando nuevamente trabajo, te permite gozar de una tranquilidad para desarrollarte tanto personal como profesionalmente. Algo que sin duda resultará positivo a todos los niveles.

Construir una carrera profesional de éxito

Construir una carrera profesional sólida es algo a lo que tienes que dedicarle muchos años y un gran esfuerzo. Por esa razón, es importante que antes de que aceptes un empleo conozcas cómo se va a desarrollar tu carrera dentro de la empresa. Debes saber con total certeza que dentro de un par de años no estarás estancando, sino que tendrás la oportunidad de crecer dentro de la organización ocupando puestos de mayor responsabilidad que te permitan ir evolucionando conforme vas adquiriendo una mayor experiencia.

No te desesperes si algunos empleos no están directamente relacionados con tu sector, lo interesante es que te ofrezcan la posibilidad de avanzar y desarrollarte profesionalmente en otras áreas de interés en las que puedas aplicar tus conocimientos.

Distancia entre tu nuevo empleo y tu casa

Otra pregunta que tienes que hacerte antes de aceptar un nuevo empleo es cuánto tiempo dedicarás al trabajo además de tu jornada laboral. Tendrás que pensar en cuánto tardarás en llegar a la oficina, si tienes plaza de garaje y puede ir en coche o tendrás que usar el metro, a qué hora tendrás que despertarte para llegar a tiempo y cómo organizarás tu día a día para que puedas cumplir con tu nuevo horario.

Es fundamental que puedas hacerte cargo de tu nueva rutina sin una dosis extra de estrés para que seas feliz en esta nueva etapa de tu vida.

En resumen, estos son los principales factores que la mayoría de trabajadores evalúan antes de aceptar un puesto de trabajo. No obstante, existen otros que también puede adquirir un gran protagonismo, como son: el ambiente que haya en la oficina, la relación con los compañeros, las vacaciones, etc.

Es fundamental que antes de aceptar un nuevo empleo reflexiones sobre cuáles son tus prioridades y los requisitos que buscas en tu próximo trabajo. Dedica un tiempo a investigar si ese puesto de trabajo está a la altura de tus expectativas y si realmente te va a permitir seguir creciendo profesionalmente o irás hacia atrás. Si te olvidas completamente de lo que para ti es importante va a resultar una tarea muy difícil de cumplir y se te hará cuesta arriba ir cada día al trabajo. ¡Deja espacio también para tus prioridades! 

Deja un comentario