Blog

¿Qué son los knowmads?

qué son los knowmads
  • En el post de hoy analizamos la figura del knowmads, un nuevo perfil profesional que será fundamental en el proceso de renovación y adaptación de las empresas a los cambios que introducen las nuevas tecnologías en el mercado laboral.

El mercado laboral está en constante evolución. Los expertos prevén grandes transformaciones en los próximos años, de ahí la importancia de que todos los profesionales estén preparados para adaptarse lo antes posible a los retos que plantean las nuevas tecnologías en el ámbito profesional. 

Las empresas tendrán nuevas y apremiantes necesidades en un futuro próximo y para responder a esas necesidades ha surgido el término de knowmad. Una palabra creada a partir de la mezcla de dos términos en inglés: know (conocimiento) y nomad (nómada).

Este concepto hace referencia a un nuevo perfil de profesionales valorados por su conocimiento. Su principal característica es que no tienen miedo a cambiar de trabajo, ni se anclan a ningún puesto. Todo lo contrario, van cambiando dependiendo de sus necesidades. De esta manera, cambian no solo de lugar de trabajo, sino también de las personas que se rodean y aprenden, con las que además comparten e intercambian conocimientos.

Los expertos hablan de que en 2020 casi la mitad de los trabajadores serán nómadas del conocimiento. Prevén que esta irrupción de los knowmad estará impulsada por los avances tecnológicos y la repercusión que tienen sobre la sociedad, tanto en el ámbito laboral como personal.

¿Cuáles son las característica de un knowmad? 

Ser un knowmad es más una actitud que un perfil profesional. A diferencia de los millennials (profesionales nacidos entre 1980 y el 2000), los nómadas del conocimiento no están relacionados con un intervalo de edad concreta, aunque sí es cierto que este perfil suele concentrarse entre los profesionales de 27 y 35 años.

Lo que los hace diferentes (y donde está su valor añadido) es que su trabajo jamás podrá hacerlo una máquina, ya que realizan tareas totalmente intelectuales donde están involucradas sus habilidades sociales y la creatividad (resolución de conflictos, innovación tecnológica, trabajos creativos, etc.).

Para los knowmad su trabajo es vocacional. Algo que forma parte de su vida porque les gusta y se sienten agusto haciéndolo. Enfocan su trabajo no como una manera de ganar dinero (que también), sino como algo  que les permite alcanzar una satisfacción personal y ser felices.

No desarrollan un sentimiento de pertenencia ni se sienten identificados con la idea de permanecer en una empresa y trabajar en exclusividad para ella. Son autónomos y no llevan bien que nadie le ordene lo que tiene que hacer o cuándo deben hacerlo. Valoran tener libertad en su trabajo y no obedecer a las órdenes de nadie, ellos son sus propios líderes. Les gusta se responsables de su propia suerte y no dejan que su futuro dependa de otras personas.

Las empresas valoran de ellos que son personas muy creativas y productivas. Están plenamente capacitados para resolver cualquier tipo de conflicto y ofrecer soluciones. Se centran en solucionar cuanto antes el problema y no les interesa cómo se ha llegado hasta esa situación, únicamente quieren resolverla. Otro punto fuerte de los knowmad es que siempre tienen un montón de nuevas ideas que ofrecer y recursos suficientes para llevarlas a cabo.

Dominan perfectamente las nuevas tecnologías y son los primeros en adquirir los últimos productos tecnológicos. Siempre están al tanto de lo que está por venir en el sector tecnológico y se adaptan perfectamente a los cambios que introducen en su rutina laboral o personal. Son personal muy versátiles y altamente competentes, de modo que encajan perfectamente en cualquier ecosistema laboral.

Son usuarios de redes sociales, saben perfectamente cómo funciona cada una de ellas y sacarles el máximo provecho para difundir sus conocimientos y logros. También las usan para mantenerse al día de lo que pasa en el mundo o buscar información.

Siempre están aprendiendo, son conscientes de la importancia de estar actualizados y no dejan de hacerlo en ningún momento de sus vidas. Aprenden en función de sus inquietudes y sobre temas que no tienen que estar relacionados directamente, pero que suelen ser complementarios (por ejemplo: son profesores de Yoga y además tienen amplios conocimientos de nutrición). De esta manera, se vuelven cada vez profesionales más completos con conocimientos y nociones de todo, o casi todo, lo que está relacionado con su oficio.

Por último, son personas que no tienen miedo al fracaso y que tampoco se sienten incómodos cuando tienen que salir de su zona de confort. Además, si se equivocan asumen su error y lo toman como un proceso de aprendizaje y adquisición de conocimientos que no tenían.

Por todo lo anterior, la integración de estos perfiles profesionales debe ser una prioridad para las empresas que quieran continuar siendo competitivos dentro de su sector en un futuro próximo. La clave será construir dentro de la organización un sistema de trabajo basado en la flexibilidad donde se potencia la comunicación.

Las compañías tienen que apostar por un modelo de trabajo flexible donde todos puedan dar su opinión y exponer sus ideas de manera que fluya el conocimiento entre todos los miembros del equipo. Así, se potencia también el trabajo en equipo y la cooperación entre todos sus miembros. Los profesionales se sentirán más motivados para innovar si forman parte de una empresa que les da libertad para hacerlo y además pone a su disposición la tecnología necesaria. Mediante este sistema de trabajo, las empresas se consolidan como marcas atractivas a los ojos de los profesionales del futuro. Lo que les permite atraer y retener talento con mayor facilidad. 

Deja un comentario