Blog

¡4 estrategias para fomentar el trabajo en equipo y aumentar la productividad!

La realidad del trabajo en equipo dentro del ámbito laboral es que 1+1, no siempre suman 2. Ya que la unión de diferentes profesionales puede ser un éxito y multiplicar por encima de lo esperado los resultados; o bien, ser un auténtico fracaso. La clave está en aprovechar las estrategias para fomentar el trabajo en equipo y multiplicar la productividad dentro de la empresa. ¡Veamos, a continuación, cuáles son!

1. Mejorar la comunicación

La comunicación es la base de cualquier relación y, entre compañeros de trabajo, resulta clave para lograr un buen entendimiento. Si una persona no cuenta con toda la información, o se la proporcionan a destiempo, puede sentirse excluido. Para evitarlo, lo mejor es contar con unos protocolos de comunicación establecidos previamente que permitan que todos los miembros del equipo se sientan parte del grupo.

Una reunión interna semanal con todo el equipo para repasar los hitos más importantes de la semana en la que todo el mundo esté presente es una buena opción. Además, si cada miembro sabe cuál es su rol dentro del grupo, sus funciones y, además conoce de primera mano, el papel y las tareas de sus compañeros, la comunicación será mucho más fluida.

Las principales herramientas para comunicarse en ámbito laboral y las más adecuadas, ahora que se ha instaurado el teletrabajo, es el email o el chat privado entre compañeros a través de plataformas como Teams, Zoom o Skype. Lo principal en este sentido es que todos los miembros sepan qué herramienta deben utilizar para comunicarse y los horarios de trabajo de sus compañeros, para que no se interrumpan en sus horas de descanso.

2. Utilizar herramientas para la gestión de las tareas

Hoy en día existen muchas herramientas para gestionar el trabajo y las tareas que facilitan el día a día de los trabajadores. Microsoft Planner, Dropbox, Monday, Asana son algunas de ellas. Lo principal a la hora de elegir una es conocer la opinión de los empleados. Ya que son, al fin y al cabo, quienes la van a usar y los que mejor saben lo que realmente necesitan para mejorar su productividad.

3. Marcar objetivos comunes y pensar como un equipo

Cuando se empieza un proyecto empresarial como autónomo y al cabo de los años se pasa a crear una empresa, es complicado dejar de centrar todo en una persona, delegar y confiar en los demás.

En este sentido, en primer paso a la hora de construir una empresa fuerte es marcar objetivos comunes y delegar en los empleados decisiones importantes para el futuro de la organización.

Involucrar a los trabajadores en las tareas más trascendentales del proyecto empresarial, hará que se sientan más comprometidos con la empresa y aumentará su sentido de pertenencia y su motivación, lo que repercute directamente en su productividad.

A partir de ese momento, la empresa estará creciendo a otra escala, ya que al haber más de un líder podrá abarcar más proyectos y generar más beneficios.

4. Potenciar lo mejor de cada profesional

Seguro que, como líder, te has empeñado en más de una ocasión en organizar el trabajo de tus empleados sin pararte realmente a analizar cuáles son sus puntos fuertes y en qué pueden destacar.

Si te tomas un tiempo para conocer a fondo a los miembros de tu equipo y preguntarles qué tipo de tareas les gusta hacer, si están motivados con su trabajo, o si se sienten capacitados para dirigir algún proyecto… Tomarás conciencia de las inquietudes de tus trabajadores. Al final, una persona realizará mejor su trabajo si se encuentra en una posición que le gusta, desempeñando un trabajo que se le da bien. De esa manera, lograrás mejores resultados que si tú fuerzas las cosas.

Ten en cuenta que la falta de motivación en el trabajo es el principal enemigo de la productividad y un empleado desanimado, que trabaja en algo que no le gusta, que se siente poco valorado o que piense que está atascado en su trabajo, es un lastre para el equipo. Así que tómate el tiempo para conocer a tus empleados, sus inquietudes y dales la oportunidad de que se centren en aquello que mejor se les da hacer. Aprovechar sus habilidades es la decisión más acertada para el futuro de la empresa.

Estas estrategias para fomentar el trabajo en equipo aumentan la productividad de la empresa, pero también mejorará notablemente el ambiente dentro de la organización y el ánimo de los trabajadores. ¡Así que todo son ventajas!

Deja un comentario