Blog

¿Cómo escoger al mejor candidato para tu empresa?

Todas las empresas desean incorporar a su plantilla a profesionales excepcionales que tengan un gran rendimiento y se comprometan con la empresa desde el principio. Sin embargo, la lista de candidatos que solicitan un puesto de trabajo vacante puede ser interminable y averiguar cuál de ellos es el que más beneficia a la empresa es una tarea que puede resultar bastante compleja. 

Para que la selección del mejor candidato sea todo un éxito hay que tener en cuenta los siguientes puntos claves:

La situación bajo control 

Cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo es habitual estar nervioso. Sin embargo, las personas que confían en sus capacidades suelen controlar bastante bien su estado de ánimo y no permiten que los nervios controlen su discurso durante la entrevista. Un buen candidato es capaz de mantener la calma a pesar de los previsibles nervios que estará sintiendo durante toda la entrevista. Esto claramente te indica que podrá mantener también la calma en una situación de crisis y que sabe reaccionar ante cualquier situación o imprevisto. Cualidades que debe tener tu candidato perfecto.

Metas profesionales y expectativas de futuro realistas

En la entrevista es habitual que se pregunte por los objetivos profesionales y expectativas de futuro a los candidatos. Presta atención a esta parte de su discurso para conocerlo mejor y saber si es una persona demasiado soñadora o tiene los pies en la tierra.

Priorizar otras cualidades por encima de la experiencia profesional

Es bastante habitual que las empresas determinen la valía de un candidato por sus años de experiencia. Sin embargo, lo cierto es que esto no es ninguna garantía de obtener un buen resultado. El candidato con más experiencia puede llevar muchos años trabajando pero no adaptarse bien a la forma de trabajar de tu empresa, por ejemplo.

Por ese motivo, es mucho más realista fijarse en si es una persona resolutiva, sus habilidades creativas o la buena disposición que tenga para integrarse en el equipo. Es bastante probable que una persona con poca experiencia pero una gran implicación resulte más productivo para tu empresa que otra con años de experiencia en un puesto similar.

Conocimientos sobre el sector

Más que la experiencia, te interesa también contratar a un candidato que conozca el sector en el que tu empresa realiza su actividad. En ese sentido, puedes mencionar a varios competidores durante la entrevista a ver si el candidato los conoce y averigua cuál es su opinión sobre el trabajo que esas empresas realizan. Enseguida te darás cuenta si realmente sabe quiénes son esas compañías y si conoce su trabajo.

Indaga sobre tu carrera profesional

Sería interesante que indagaras un poco sobre sus anteriores experiencias laborales, que consultes sus referencias… Valora su capacidad para explicar cuáles han sido sus funciones en cada puesto de trabajo y el motivo que le llevó a interrumpir su relación laboral con las anteriores empresas para las que ha trabajado. Presta atención porque en su discurso podrás sacar datos que te interesa conocer como por ejemplo por qué estuvo tan poco tiempo trabajando en una compañía, o cuál de sus anteriores trabajos le pareció más gratificante.

Observa su lenguaje no verbal

Cuando el candidato forme parte de tu plantilla, tendrá que participar en reuniones de equipo, atender a clientes y futuros clientes, relacionarse con proveedores… Y todo ello, en representación de tu empresa. Por esa razón, debes prestar atención a su lenguaje no verbal. De esta manera, conocerás si controla sus emociones, qué primera impresión da, etc.

Una jornada de prueba

Antes de dar el paso definitivo y contratar a una persona. Lo mejor es que lo invites un día a visitar la empresa para que pase una jornada completa con sus compañeros de equipo y conociendo en primera persona las tareas que formarán parte de su día a día. De esta manera, podrás averiguar cómo se relaciona con el resto de sus compañeros, si es una persona que se desenvuelva bien en nuevos entornos, si se integra con facilidad, etc. Es muy importante tener un buen ambiente en el trabajo, así que no estaría de más que también consultases al resto de miembros del equipo qué les ha parecido el candidato.

Deja un comentario