Blog

¿Cómo influyen las habilidades sociales en el ámbito laboral?

¿Cómo influyen las habilidades sociales en el ámbito laboral?

Las personas se relacionan entre ellas y crean lazos de unión, confianza, compañerismo, apoyo… Las interacciones propias de las relaciones sociales forman parte de la naturaleza de las personas como seres sociales. Es algo inherente que se presenta de forma constante en nuestra vida personal, pero también en nuestra vida profesional. ¿Quieres saber cómo influyen esas habilidades para relacionarse con los demás en el ámbito laboral? ¡Sigue leyendo!

Las empresas a la hora de contratar a un profesional se fijan en cómo se relacionan los candidatos durante el proceso de selección. Prestan atención a si son educado/a cuando se dirige a los demás mientras hablan, si se expresan correctamente o si cuidan su lenguaje corporal. También se fijan en si el candidato es una persona segura que puede influir en los demás o si, sencillamente, es alguien que sabe escuchar. Todas estas cualidades que forman parte de una persona puede resultar determinante a la hora de conseguir un empleo o promocionar dentro de una empresa.

Además, todas esas cualidades también influyen a la hora de generar un buen clima de trabajo, algo fundamental para que una empresa tenga un buen rendimiento y sea competitiva. Por esa razón,  las empresas prestan especial atención a las habilidades sociales de sus candidatos y futuros empleados.

¿Qué son las habilidades sociales?

Normalmente cuando nos referimos a las habilidades de un candidato distinguimos dos tipos:

  • Hablamos de habilidades sociales (en inglés sería soft skills)  cuando nos referimos a todo lo que hemos comentado antes. Esas características personales del candidato que facilitan su interacción con los demás.
  • Y las diferenciamos de las habilidades duras (hard skills) cuando nos referimos a su experiencia laboral, sus estudios o su formación técnica especializada.

Durante una entrevista de trabajo es normal que se hable de la experiencia del candidato o su preparación para el puesto; pero los candidatos también dejan ver durante las entrevistas su capacidad para trabajar en equipo, su motivación o si tienen alma de líder. Aunque no siempre se hace de forma consciente; lo cierto es que los responsables de RRHH las tienen en cuenta a la hora de determinar la idoneidad para el puesto del candidato.

En ese sentido, hay algunos estudios recientes que revelan como la determinación es la habilidad que más buscan las empresas en sus candidatos. Seguida por la proactividad, la adaptabilidad, la honestidad  y la capacidad para trabajar en equipo.

Aunque pienses que es imposible que en un corto periodo de tiempo logres reunir todas esas cualidades, lo cierto es que puedes comenzar hoy mismo a trabajarlas y, con constancia, puedes llegar a conseguirlas. De esta manera, lograrás una gran ventaja frente al resto de candidatos. A continuación, te damos algunos consejos para que potencies tus habilidades sociales y destaques en tu próxima entrevista.

¿Cómo potenciar tus habilidades sociales y lograr el empleo de tus sueños?

  • Comunicación: comunicarte con los demás de forma correcta es algo que suma muchos puntos. En este sentido se toma en cuenta la forma de expresarse que tiene el candidato, que escriba sin cometer faltas de ortografía, etc. Para desarrollar tus habilidades comunicativas lo primero que tienes que hacer es prestar atención a tu forma de hablar, ya que debe entendérsete bien y si no vocalizas o hablas muy deprisa los demás no podrán captar todo lo que les están diciendo cuando te diriges a ellos. Intenta tener los nervios bajo control para que no te jueguen una mala pasada durante la entrevista. Grábate en casa, ensaya antes de la entrevista lo que vas a decir y observa cómo gesticulas cuando hablas, si mueves las manos, si vas demasiado rápido o si vocalizas bien… Observa todos esos detalles y corrígelos en la medida de lo posible.
  • Lenguaje corporal: el lenguaje corporal influye en la impresión que los demás tiene de ti cuando te ven, es tu carta de presentación. Así que cuida la imagen que das a tu entrevistador. Viste de forma sencilla, elegante y prepárate para la entrevista con tiempo para que te sientas cómodo/a. En ese sentido, puedes preparar varios conjuntos de ropa antes del día de la entrevista y probártelos ese día para ver con cuál te sientes mejor. También es importante que cuides tu higiene personal, que seas puntual y quites el sonido a tu móvil. Son detalles que aunque puedan parecer superfluos dicen mucho de una persona.
  • Ten iniciativa y muestra tu motivación: a la hora de afrontar una entrevista, no dejes todo el peso de la dirección de la conversación en el entrevistador. Muestra tu entusiasmo y responsabilidad por el puesto de trabajo cuando tengas ocasión. Participa activamente en la conversación aportando argumentos sólidos y comentando tus ideas sin miedo. En ese sentido es clave que confíes en ti mismo.
  • Flexibilidad y adaptación: normalmente las empresas prefieren a los empleados que se muestran flexibles a la hora de realizar y asumir diferentes tareas. No te encasilles, sal de tu zona de confort y ábrete a los cambios que te propongan con una buena actitud. Eso puede resultar clave  a la hora de lograr el empleo.
  • Empatía: la empatía es una de las habilidades sociales más valoradas en las personas. Saber escuchar, ponerse en la piel del otro, darle tu apoyo… Todo eso influye y ayuda a crear un buen ambiente de trabajo, lo que resulta determinante para que una empresa sea competitiva y productiva.  Así que tenlo en cuenta y trabaja tu empatía.
  • Trabajo en equipo: las empresas normalmente crean equipos de trabajo donde reúnen a diferentes perfiles para que cooperen y entre todos saquen adelante un proyecto. Así que es fundamental que su futuro empleado sea una persona que trabaja bien en equipo.

Todas estas habilidades sociales pueden desarrollarse y potenciarse con la práctica, permitiéndote alcanzar tus objetivos profesionales y mejorando la comunicación con tus compañeros para lograr un buen ambiente de trabajo.

Si estás buscando empleo, comienza a valorar tus habilidades sociales y muéstralas durante el proceso de selección para diferenciarte del resto de candidatos. ¡Buena suerte!

Deja un comentario