Blog

¿Cómo mantener tu CV siempre actualizado?

Si estás buscando un nuevo empleo, sabrás que mantener tu CV siempre actualizado es fundamental para no perder ninguna oportunidad laboral. La clave para tener tu CV siempre a punto es que le dediques tiempo y seas constante con esta tarea.

Seguramente te pasa lo que a todo el mundo. Encuentras trabajo y te olvidas del CV; de pronto, encuentras una oportunidad de empleo interesante y te pasas dos tardes intentando reorganizar y actualizar tu CV para incorporar todas las novedades. Esto puede hacer que llegues tarde y que la empresa ya haya encontrado a un candidato.

Para que eso nunca te pase, lo mejor es tener siempre el CV actualizado. ¿Cómo? ¡Sigue estos 3 sencillos consejos que nunca pierdas una gran oportunidad laboral!

Revisa tu CV periódicamente

Si estás en plena búsqueda de empleo es importante que al menos una vez al mes revises tu CV. De no ser así, puedes hacerlo cada dos o tres meses. Depende de en qué etapa te encuentras.

Si no tienes intención de cambiar de empleo en un corto periódo de tiempo alarga tus revisiones un poco más, pero ten siempre en cuenta que, en el mundo laboral, las cosas cambian mucho en poco tiempo. Otro punto importante para que no te olvides de hacerlo, es poner una alarma en tu móvil.

Toma nota de todas las novedades

Si no quieres olvidar ningún hito importante que hayas logrado y que te hace mejorar tu perfil profesional, lo mejor es que tomes nota de todos ellos.

Por ejemplo, si tienes previsto revisar tu CV el día 1 de cada mes, durante el resto de días toma nota de todo lo que hagas relacionado con tu profesión: el curso de inglés, el taller al que asististe sobre el uso de una nueva herramienta fundamental para tu trabajo, o cualquier cosa que consideres relevante incluir en tu CV.

De esta manera, cuando llegue el día 1, solo tendrás que rescatar todas tus notas e ir insertándolas en tu CV. Otra manera de hacerlo es que vayas incorporando cada novedad en el momento en el que la realices.

Adapta tu CV a la candidatura

Un error muy común es tener un CV estándar que se envía de forma masiva a las empresas. Cuando lo ideal es adaptar tu CV a cada candidatura, destacar aquellas partes que son interesantes para el puesto vacante y eliminar todo aquello que no esté relacionado. De manera que al final tengas varias versiones de tu CV.

Elimina lo que ya no vale

La extensión ideal de un CV es de dos folios. Así que si tu CV tiene una extensión superior, te toca revisarlo para eliminar todo aquello que ya no aporte nada a tu perfil como candidato. Por ejemplo, las primeras experiencias profesionales que fueron prácticas o que no tienen nada que ver con tu perfil profesional actual.

Ten en cuenta también que si quieres encontrar un empleo como administrativo/a, no es necesario que mantengas en tu CV tu experiencia en el sector de la hostelería. Destaca y mantén únicamente aquello que sea relevante para tu futuro profesional.

La clave para mantener el CV actualizado es dedicarle tiempo y ser constantes. ¡Sigue estos consejos y siempre tendrás tu CV listo para enviar!

Deja un comentario