Blog

Declaración de la Renta 2021 y el impuesto IRPF

La Campaña de la Renta 2021 ya ha comenzado. Hacienda ya ha publicado en su portal toda la información sobre los plazos y los trámites que deberán realizar todos los contribuyentes.

Desde el 6 de abril ya se puede presentar la renta online. Esta es la vía más rápida y cómoda, pero si lo prefieres, también puedes coger cita y presentarla de manera presencial o vía telefónica.

El plazo para presentar tu declaración permanecerá abierto hasta el 30 de junio, de modo que tienes dos meses para ponerte al día con la Agencia Tributaria.

Si este año es la primera vez que vas a presentarla, te interesará saber que la declaración de la renta es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Las empresas retienen este impuesto a sus trabajadores de su sueldo, como aparece reflejado en la nómina.

A lo largo de todo el año, el trabajador va adelantando el pago de este impuesto y cuando llega abril, a través de la declaración de la renta, comprueba si se ha excedido pagando o si ha pagado de menos.

En el primer caso, cuando el trabajador se ha excedido, la declaración le sale a devolver, es decir, Hacienda le devuelve el dinero que ha ingresado de más a través de las retenciones que se le han aplicado en sus nóminas. Sin embargo, cuando ha pagado de menos, el resultado de la declaración saldrá a ingresar y el trabajador tiene que abonar el importe pendiente de pago a Hacienda.

Si no te ha quedado muy claro, puedes consultar tu nómina. Ahí figura la retención de una cantidad de dinero que la empresa te descuenta de tu sueldo cada mes. Busca en tu nómina el concepto “Retención IRPF” y, a continuación, verás que aparece el porcentaje que se te aplica según tus ingresos. Este porcentaje de retención varía, además de por tus ingresos anuales, por otras condiciones como: tu situación familiar, el tipo de contrato o la duración.

Las retenciones que se aplican en el ejercicio 2021 según el tramo salarial son:

  • Hasta 12.450 euros: 19%
  • De 12.450 euros hasta 20.200 euros: 24%
  • De 20.200 euros hasta 35.200 euros: 30%
  • De 35.200 euros hasta 60.000 euros: 37%
  • De 60.000 euros hasta 300.000 euros: 45%
  • De rentas superiores a 300.000 euros: 47%

Las empresas para aplicar las retenciones correctamente a sus trabajadores deben recopilar una serie de datos que proporciona el empleado.

Esta información está relacionada con: estado civil, grado de discapacidad (si es que la tiene), movilidad reducida (si la padece), rendimientos irregulares del trabajo, descendientes menores de 25 años o personas discapacitadas a su cargo (si los tiene), ascendientes mayores de 65 años o menores si son personas discapacitadas a su cargo (si los tiene), pago de pensiones compensatorias a favor del cónyuge, pago de anualidades por alimentos a los hijos, pagos como inversiones que puedan gravarse (vivienda habitual, etc).

Si tienes dudas sobre la retención de IRPF que se te aplica en tu nómina, debes hablar con el departamento de RRHH de tu empresa. Ten en cuenta que si te están aplicando un porcentaje menor al que te corresponde por tus ingresos y tu situación personal, a la hora de realizar la declaración te va a salir a ingresar. Es decir, tendrás que ponerte al día con el pago del IRPF e ingresar la cantidad que Hacienda te reclama como pendiente. Si eso es lo que te ha pasado este año, debes comunicarlo inmediatamente al departamento de RRHH de tu empresa para que no te vuelva a pasar el año que viene.

Esperamos que este artículo te haya servido para entender un poco mejor qué es la declaración de la renta y el impuesto del IRPF. Recuerda que tienes hasta el 30 de junio para presentar tu declaración de la renta 2021.

Deja un comentario