Blog

¿Cuáles son las diferencias entre emprendedor, autónomo y empresario?

diferencias entre emprendedor, autónomo y empresario

¿Significan lo mismo emprendedor, autónomo y empresario? Si trabajas por cuenta propia, ¿sabes cuál de ellos te define mejor? En el post de hoy vamos a aclarar los significados de estos tres términos que no hacen alusión a lo mismo. Sigue leyendo y aprende cuáles son las diferencias entre emprendedor, autónomo y empresario. 

¿Qué significa emprendedor?

Emprendedor es una persona que pone en marcha una idea y asume los riesgos que esa tarea conlleva. Por ejemplo, es un emprendedor el frutero que abre un establecimiento y cuando lo hace pone en riesgo su dinero.

Desde el mismo momento que surge la idea de negocio y se intenta poner en marcha siguiendo todos los pasos previos, a continuación se lanza al mercado y por último, entra en una fase de negocio consolidado cuando ha superado los 3 años desde su puesta en marcha. Mediante esta definición lo que se viene a decir es que se considera emprendedor durante los 3 primeros años desde el inicio de una actividad, una vez superado ese periodo de tiempo, hablamos de una empresa consolidada.

El emprendedor ve una oportunidad de negocio y hará todo lo posible para llevarla a cabo, aunque la situación no sea la más propicia, actuará de forma personal o social y asumirá las consecuencias de ello.

También hay que tener en cuenta que el emprendedor puede surgir dentro de una estructura interna, es decir, dentro de una empresa. Esa persona tiene una idea de negocio positiva para la organización y se le concede la oportunidad de ponerla en marcha.

¿Qué significa autónomo?

El autónomo es una persona que no tiene jefe, sino que trabaja para sí mismo. El término autónomo designa a aquellas personas que trabajan por cuenta propia y por tanto, está inscrito en un régimen especial de la Seguridad Social.

La persona autónoma realiza una actividad económica a título lucrativo de forma habitual, personal y directa y sin disponer de ningún contrato de trabajo. El autónomo siempre es un emprendedor porque asume el riesgo de llevar a cabo su idea de negocio. No obstante, recordemos que un emprendedor puede serlo sin necesidad de ser autónomo. Una persona que emprende una idea  dentro de la empresa que lo tiene contratado es un emprendedor, pero no es un autónomo.

¿Qué significa empresario?

La diferencia entre un empresario  y un autónomo es que el primero crea una empresa para desarrollar su actividad. De manera que el emprendedor puede no ser un empresario, pero el empresario siempre es un emprendedor porque asume los riesgos de poner en marcha su idea de negocio, igual que le ocurre al autónomo.

El empresario dirige un negocio que ya está consolidado y tiene una estructura organizativa más compleja, además de contar con trabajadores.

En resumen, son tres términos que tienen mucho en común, pero  principalmente, su diferenciación  radica en el tiempo que lleve desarrollando el proyecto inicial. Podríamos decir que la primera fase corresponde al emprendedor, la segunda al autónomo y la tercera, cuando se llega a la situación de empresario. Cada término acuña una fase correspondiente a la evolución de tu negocio, desde el emprendedor hasta el empresario.

Deja un comentario