Blog

¡Mejora tu Currículum vitae!: ¿Cómo incluir la experiencia laboral en el CV?

mejora tu cv experiencia laboral

Continuamos con el tercer post de la serie ¡Mejora tu Currículum Vitae! en la que ya hemos hablado sobre cómo citar correctamente los datos personales y la formación académica en el CV. En esta nueva entrega, os daremos las claves para redactar adecuadamente la sección de experiencia laboral. ¡Comenzamos!

Los responsables de Recursos Humanos de las empresas leen con especial atención el apartado de  experiencia laboral de tu currículum para determinar si cuentas con las habilidades requeridas para  cubrir el puesto. También utilizan esta información para comparar tu experiencia con la de resto de candidatos y ver cuál es el más apto para la empresa.

La sección de experiencia laboral no habla únicamente sobre los puestos que has ocupado en las diferentes empresas en las que has trabajado a lo largo de tu carrera profesional, sino que también da otra información valiosa como: si eres un activo para el equipo o alguien que estará poco tiempo en la empresa. Así que presta atención a las recomendaciones que damos a continuación sobre cómo redactar la experiencia laboral para que te haga ganar puntos como candidato.

Claves para redactar correctamente la experiencia laboral en tu CV

El orden

Lo más habitual es redactar tu experiencia laboral en orden cronológico inverso, es decir, comenzando con el último empleo o empleo actual y de ahí para atrás.

Si dispones de más de 1o años de experiencia y has tenido muchos empleos, no es necesario que pongas los más antiguos. Tampoco tienes que detallar los trabajos que poco o nada tienen que ver con el puesto al que aspiras actualmente. Es mejor centrarse en experiencias laborales similares.

Por el contrario, si tu carrera profesional es muy corta, puedes indicar también los periodos de prácticas que hayas hecho en la Universidad y los trabajos temporales, siempre y cuando estén relacionados con el puesto.

La estructura

Los elementos que no puedes dejar fuera de la sección de experiencia laboral de tu currículum son:

  • Nombre del puesto: si ocupaste varios puestos durante tu estancia en la empresa indica únicamente el de mayor rango.
  • Nombre de la empresa
  • Ciudad
  • Periodo de tiempo: no hace falta que indiques el día exacto en el que comenzaste a trabajar en la compañía. Es suficiente con poner el mes y el año de inicio y finalización. Recuerda que si actualmente estás trabajando en una empresa debes de indicar fecha de inicio de la relación laboral  y a continuación, poner “actualmente”. De esta manera, el reclutador sabrá que sigues trabajando en ella.
  • Breve descripción de funciones: aquí es importante que resumas bien las tareas más importantes que realizabas y también que enumeres tus responsabilidades.
  • Logros obtenidos: pon algunos ejemplos sobre los éxitos obtenidos durante tu estancia en la empresa.

Aprende a venderte a través de los números

Lo más importante de la sección de experiencia laboral de tu CV es encontrar la forma adecuada de enumerar tus contribuciones a cada una de las empresas para las que has trabajado.

Convierte tus tareas diarias en datos donde se incluyan promedios semanales o mensuales. Esto te ayudará a explicar mejor tu actividad al reclutador y a destacar  a través de las cifras. Veamos un ejemplo,  si eres operador/a de Atención al cliente en lugar de indicar “atendía el teléfono durante las 8 horas y registraba todas las incidencias  que se producían durante mi jornada laboral”. Mejor escribe: ” atendía una media de 60 llamadas diarias y resolvía todas las incidencias registrados en un plazo nunca superior a las 48 horas.”.

Cuando vayas a postular para un puesto de trabajo, debes tener en cuenta que la empresa que oferta el trabajo tiene una necesidad concreta y que va a estudiar de todos los candidatos presentados cuál de ellos cubre mejor esa necesidad. Por ese mismo motivo, también es conveniente que cuando hables sobre los logros obtenidos o describas tus funciones, seas preciso y te centres únicamente en aquello que sea relevante para el puesto al que te postulas.

Comparte tus éxitos

Para demostrar tu experiencia y destacar tus habilidades puedes recurrir al método CAR (Challenge – Action – Results, en español sería Reto- Acción -Resultados)Esta técnica consiste en identificar en tu historia laboral, los casos de éxito donde queden demostradas las habilidades que posees.

Bajo esta perspectiva, en tu currículum dejarías de decir que eres resolutivo, creativo y emprendedor para expresar estas cualidades a través de ejemplos concretos en los que tuviste que usar estas habilidades para alcanzar un objetivo marcado por la empresa.

Veamos un ejemplo para un encargado de un servicio de mensajería. 

  • Reto: ¿cuál fue el resto? Aquí hay que identificar el reto o el problema que tuviste que resolver.  Por ejemplo: aumentar el número total de paquetes entregados hasta 600 paquetes por semana.
  • Acción: ¿Qué hiciste para lograr? Debes identificar las acciones que pusiste en marcha para alcanzar el objetivo. Por ejemplo: amplié la plantilla con 4 nuevos repartidores y reorganicé el trabajo de todo el equipo para que se incluyera una nueva ruta de reparto que diera cobertura a 40 zonas de entrega.
  • Resultados: ¿Cuál fue el resultado obtenido? Identifica en ese punto el impacto positivo que ha generado tus acciones para la empresa. Por ejemplo: en un plazo de 2 meses se logró alcanzar y superar el objetivo, ya que se hacían 650 entregas por semana.

Si sigues estas recomendaciones lograrás captar la atención del reclutador y pasar a la fase de entrevistas personales sin problema. ¿Quieres aprender a sacar lo mejor de ti en las entrevistas de trabajo? Entonces, deberías echarle un vistazo a todos los artículos que hemos publicado relacionados con esa fase del proceso de selección. Puedes verlos, clicando AQUÍ.

Deja un comentario