Blog

Millennials, Baby Boomers… ¿A qué generación perteneces?

a que generación perteneces

Mucho se ha hablado y se sigue comentando sobre la clasificación que se basa en la relación con la tecnología y el mundo laboral. Hoy aclararemos los puntos claves de cada uno de estos grupos para que sepas, de una vez por todas, a qué generación perteneces y qué pueden esperar las empresas de ti. 

Algunos no se sentirán parte ni de una, ni de otra, sino de una mezcla. Otros, sin embargo, se identificarán totalmente con una generación en concreto. La distinción se sustenta en estudios realizados por empresas y universidades que miden el acceso a la tecnología y al mundo laboral. Pero es fácil que los sociólogos especulen sobre la forma de relacionarse de cada generación o sus hábitos de consumo y tiempo libre.

En cualquier caso, sean hechos probados o meras especulaciones, resulta interesante ver como los humanos nos adaptamos a nuestro entorno y a los cambios que los avances tecnológicos introducen en nuestras vidas. Veamos, a continuación, uno a uno los puntos claves que definen a cada generación.

Baby Boomers (nacidos entre 1945 y 1964)

Son personas que nacieron tras la Segunda Guerra Mundial y cuyo nombre responde al repunte que tras el conflicto hubo en la tasa de natalidad de todo el mundo. Para ellos el trabajo es algo fundamental, donde desarrollarse como personas y profesionales.

Su profesión es algo que los define y desean que su trabajo sea estable y de larga duración.  Su trabajo suele ocupar gran parte de su vida y de su tiempo, con un importante componente adictivo. Por esa razón, no le dedican mucho tiempo al ocio ni a hacer actividades en su tiempo libre. Cuando no están trabajando, descansan. Tampoco le dan demasiada importancia, o al menos no tanta como veremos en otros grupos, a si les gusta o no su profesión. Pueden llevarse perfectamente toda la vida trabajando en algo que no les entusiasme.

Las mujeres de esta generación aún se están incorporando al mercado laboral. Persiste el ideal de familia tradicional donde la tarea principal de la mujer consiste en encargarse de la familia y de la casa, pero sí es cierto que son estructuras que empiezan a romperse.

Respecto a su forma de relacionarse con la tecnología, son personas analógicas que crecieron escuchando las noticias en la radio y leyendo periódicos para luego verlas en la televisión. Los ordenadores, los teléfonos móviles e Internet no llegaron a sus vidas cuando superaban la cuarentena. De modo que les cuesta incorporarlos a su vida cotidiana.  

Generación X (nacidos entre 1965 y 1981)                

Las mujeres y hombres que componen esta generación trabajan mucho para lograr un equilibrio entre su vida profesional y personal, cuando lo logran, se sienten felices y satisfechos con sus vidas. Este grupo asistió  al nacimiento de Internet y  los avances tecnológicos. Son personas que han pasado por grandes cambios sociales.

Respecto al trabajo, suelen ser empleados que aceptan bien las jerarquías institucionales y dividen de forma equitativa el tiempo que le dedican al trabajo, los hijos y el ocio.

Los miembros de esta generación de transición pueden convivir de forma equilibrada con la tecnología e incorporarla a su vida social. Son un grupo conocidos como inmigrantes digitales, o lo que es lo mismo, personas que cuando eran más jóvenes eran analógicos y luego vieron como la tecnología llegaba a sus vidas para quedarse, así que la incorporaron en su rutina personal y profesional. Aunque no son nativos digitales, más o menos se desenvuelven con los ordenadores, los móviles e Internet.

Millennials o Generación Y (nacidos entre 1982 y 1994)

Son un grupo muy adaptado a la tecnología que interpretan la vida virtual como una extensión de la vida real. No obstante, prefieren conservar en privado ciertas parcelas de su vida y no exponen todo en Internet (como veremos más adelante que sí hacen los Centennials).

Son personas multitasking o multitareas, en términos laborales se refiere a empleados que pueden llevar a cabo tareas muy diferentes con eficacia prácticamente de forma simultánea.

No son workaholic, es decir, adictos al trabajo. Puede que vieran esta característica en sus padres y por eso, quieren relacionarse con el trabajo de forma diferente. Son creativos y no tienen miedo a emprender para poder dedicarse realmente lo que les gusta. Esto los convierte en idealistas.

Son personas que duran en sus trabajos un promedio de 2 años a diferencia de las generaciones anteriores que eran muchos más estables. Por esa razón, las empresas se están volviendo locas emprendiendo planes de fidelización. Necesitan que los activos destinados a contratación y formación de estos perfiles no se pierdan.

Son aficionados a la tecnología de entretenimiento y nativos digitales. Usuarios de videojuegos, salas de chat y ahora redes sociales. Han pasado por todo: SMS, reproductor de VHS, DVD, cassette, CD, MP3, MP4, etc. 

Centennials o Generación Z (nacidos a partir de 1995 hasta el presente)

Son los verdaderos nativos digitales ya que conviven con Internet desde que nacieron. Son personas autodidactas que aprenden viendo tutoriales en Youtube. Además son muy creativos, incorporan nuevos conocimientos de manera casi automática y reaccionan perfectamente a los cambios. Por último, son grandes consumidores de información y entretenimiento lo que provoca que estén siempre conectados y sobreinformados.

Conviven con redes sociales que sus padres no usan como los stories de Instagram o Snapchat. Comparten todo cuanto pasa en sus vidas y aspiran a ser Youtubers o influencers. Su vida social tiene un alto componente de Internet y  miden su éxito social en likes y followers.

Son personas que dedican la mayor parte de su día a estar conectados. Estudios recientes aseguran que el tiempo que pasan frente a las pantallas supera 4 veces el recomendado.

No accedieron todavía a la vida laboral, pero ya se observa en ellos una gran preocupación por encontrar un trabajo que sea acorde a sus gustos. 

Ahora que ya hemos repasado las características que definen a cada generación, ¿tienes claro a cuál perteneces?

Deja un comentario