Blog

Organización de los espacios de trabajo en la nueva normalidad

Organización de los espacios de trabajo en la nueva normalidad

Muchas empresas se han dado cuenta durante el confinamiento que existen múltiples herramientas online que les permiten realizar la mayor parte de su trabajo en remoto. Gracias a las nuevas tecnologías cada vez resulta menos necesario que los trabajadores acudan a la oficina para realizar su trabajo.

Esta realidad ha quedado evidenciada durante el estado de alarma, cuando más de 3 millones de personas (16,5% del total de ocupados) trabajaron desde sus propios domicilios más de la mitad de los días, según los datos recopilados por la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre del año.

En el escenario que nos está planteando la “nueva normalidad”, lo ideal es que los trabajadores, siempre que sea posible, continúen teletrabajando. Otra opción factible, es que los empleados compaginen su presencia en la oficina con el teletrabajo acudiendo, por ejemplo, a la oficina 2 o 3 veces por semana.

Pero, ¿qué tienen que hacer las empresas que no pueden trabajar en remoto? Hay muchos trabajos que requieren de la presencia de sus trabajadores en los centros de trabajo. Principalmente en sectores industriales, fábricas o aquellos en los que realizan una labor de atención al cliente como tiendas, restaurantes, etc. En estos casos, hay que hacer hincapié en las medidas de prevención frente al coronavirus recomendadas por las autoridades sanitarias para garantizar la salud y seguridad de todos.

Limpieza y desinfección de los espacios de trabajo

Durante la nueva normalidad, en los centros de trabajo en los que haya una gran afluencia de personas es importante que se den unos servicios de limpieza y desinfección intensivos que deben estar muy bien organizados para garantizar su eficacia y la seguridad de todos. Para ello es recomendable:

  • Limitar el tiempo de atención al cliente para minimizar el contacto entre personas. Por ejemplo, en el caso de una cafetería se puede limitar el tiempo que cada grupo de comensales puede ocupar una mesa y realizar una limpieza y desinfección cada vez que una mesa se queda libre y antes de que otras personas la ocupen.
  • Evitar el pago en metálico y realizar, en la medida de lo posible, los cobros con tarjeta. De esta manera se evita tocar el dinero y el riesgo de contagio por esta vía en menor.
  • Uso obligatorio de desinfectantes antes de entrar al local para todos los clientes y también, para los trabajadores. Además, se pueden incorporar geles desinfectantes repartidos por toda la superficie del local para que cada cierto tiempo la gente pueda desinfectarse las manos.
  • Uso obligatorio de la mascarilla dentro de las instalaciones, independiente de que se pueda o no cumplir la distancia de seguridad recomendada.
  • Aumentar la vigilancia para que se cumplan las medidas de seguridad e higiene dentro de las instalaciones.
  • Realizar desinfecciones por zonas durante varias veces al día para que se pueda realizar una desinfección completa del local en varias ocasiones durante la jornada. En ese sentido, será necesario contratar a más personas para que se encarguen de las tareas de limpieza exhaustiva y la desinfección en los espacios donde hay gran afluencia de personas, como centros comerciales, aeropuertos, parques temáticos, estaciones de tren, grandes superficies, hoteles o supermercados.
  • Adaptar los espacios de trabajo para que se pueda cumplir con la distancia de seguridad obligatoria entre empleados. Procurar una buena ventilación, colocar mamparas, etc.

Priorizar el bienestar y la salud de los trabajadores

Otro punto importante es que las empresas deben prestar una mayor atención a la salud física y mental de sus empleados, procurándoles los medios necesarios para garantizar el cumplimiento de las normas de higiene y desinfección, pero también es importante que se cuide la salud mental de todos los trabajadores.

Después de muchas semanas confinados, inactivos o teletrabajando, los empleados vuelven a sus puestos de trabajo con cierta tensión que le puede provocar un fuerte estrés. El contacto con sus compañeros, los clientes, el uso del transporte público o la mascarilla durante toda su jornada laboral puede causarles cierto malestar que si no se canaliza adecuadamente les puede generar situaciones de ansiedad.

En ese sentido, las empresas deben procurarles ayuda y algunos recursos durante esta nueva etapa para que su adaptación a la nueva normalidad sea un proceso que lleven lo mejor posible y no se convierta en una situación traumática.

Sería interesante que los propios trabajadores pudieran decidir cuándo están preparados para volver al trabajo o el tiempo que desean estar en su centro de trabajo, dándoles la oportunidad de continuar trabajando desde casa. Otro recurso que puede funcionar es que la empresa organice talleres para sus trabajadores sobre el manejo del estrés,  la ansiedad. También sería interesante realizar talleres de meditación, mindfulness, sesiones de pilates y yoga.

Turnos de trabajo

En la nueva normalidad los turnos de trabaja se organizan para minimizar el contacto entre personas y respetar la distancia de seguridad recomendada entre empleados. Para lograrlo, se puede organizar la plantilla en grupos más pequeños para que acudan a su centro de trabajo por turnos y en horarios diferentes.

Estos turnos pueden organizarse en jornadas completas, de manera que se repartan los días de la semana entre los diferentes grupos para ir a la oficina. O bien, programar las franjas horarias en la que cada grupo acudirá al centro de trabajo. En este caso, es importante programar una limpieza y desinfección entre turnos.

Otra medida muy eficaz es escalonar los horarios de entrada y de salida para que no coincidan muchas personas en los espacios comunes como recepción, ascensores, etc.

Tanto empresas como trabajadores están haciendo un esfuerzo titánico y sin precedentes para que la vuelta al trabajo presencial en la nueva normalidad se de con la mayor seguridad y agilidad posible. Es responsabilidad de todos que este esfuerzo de sus frutos y que superemos estos difíciles momentos. Si acudes a tiendas, centros comerciales, espacios de ocio… Respeta las medidas de seguridad y prevención contra el coronavirus y evita, en la medida de lo posible, el contacto social.

Deja un comentario