Blog

¿Qué es la contratación por Cultural fit? ¡Conoce sus ventajas!

contratación cultural fit

Hace algunos años, el currículo de los candidatos era toda la información necesaria para tomar una decisión sobre quién debía ocupar un puesto de trabajo. Ahora, las tendencias de reclutamiento han cambiado y se le da una mayor importancia a que el candidato encaje con los valores y los principios de la empresa. Esto se conoce como el reclutamiento por cultural fit

Esta innovadora estrategia de selección está dando muy buenos resultados en cuanto a integración de un candidato y su posterior, permanencia en la empresa. Para una organización encontrar a candidatos con valores afines a su cultura se traduce en una reducción notable del tiempo  que necesita el candidato para adaptarse. También se reducen las pérdidas económicas por baja productividad durante el periodo de adaptación, ya que como se hace en menos tiempo, el nuevo empleado comienza a ser eficiente en su trabajo mucho antes.

Ventajas del Cultural fit en los procesos de selección

La Cultural fit puede interpretarse como el procedimiento mediante el cual el aspirante que va a cubrir un puesto de trabajo va conociendo los valores y principios de la organización en la que va a integrarse, se implica y los asume como propios.

Actualmente, esta estrategia de selección está en auge porque las empresas se han dado cuenta de que un empleado motivado, satisfecho y feliz con su trabajo es más productivo que uno que no lo está.

Otra ventaja importarte, es que los candidatos que mejor encajan con los valores de la empresa – además de que se adaptan a la empresa y se integra en su nuevo puesto de trabajo más rápidamente-, son más propensos a permanecer por más tiempo en la organización. Esto reduce los costes de formación y reclutamiento asociados a la sustitución del antiguo trabajador.

Cuando se piensa en lanzar una oferta de empleo y empezar un proceso de selección es aconsejable que los responsables de la contratación opten por elegir a personas que se  ajustan perfectamente a los valores culturales de la empresa, aunque no tengan las habilidades técnicas que el puesto precisa.

Las carencias técnicas pueden subsanarse con una formación adecuada; sin embargo, la falta de integración y motivación del trabajador puede dar lugar a una baja productividad, absentismo y finalmente, la rotación.

Claves en la contratación por Cultural fit

Los responsables de contratación de una empresa o los reclutadores que lleven a cabo el proceso de selección deben de haber interiorizado muy bien los valores y principios de la organización para que sean capaces de identificar a los candidatos que encajan con esas premisas de los que no.

Reclutar por Cultural fit no significa que todos los empleados contratados deban tener el mismo perfil o parecido. Todo lo contrario, lo importante es que las bases de la cultura de la organización se vean reflejados en perfiles de candidatos muy diferentes pero que comparten objetivos y tengan en común con la empresa los mismos valores.

El Cultural fit durante la entrevista de trabajo

Cuando el responsable de la contratación tiene la oportunidad de saber si un candidato se integraría bien en la organización es durante la entrevista personal de trabajo. Para determinar si es o no un buen candidato puede realizar las siguientes preguntas:

– ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

– ¿Cuál sería tu trabajo perfecto?

– ¿Conoces los valores de la empresa? ¿Cómo los describirías? ¿Crees que podrías encajar en ellos?

– Siguiendo esa línea,  ¿qué  crees que podrías aportar tú a la empresa?

– ¿Tienes experiencia trabajando en empresas con una filosofía similar a la nuestra?

– ¿Has trabajado alguna vez en una empresa en la que te sintieras que no encajabas por tu forma de pensar o tus ideas? Cuéntanos tu experiencia. 

El candidato debe tener una visión lo más amplia posible de cómo sería trabajar en esa empresa y su día a día cuando forme parte de la organización. Por eso, resultaría muy útil aprovechar el momento de la entrevista para mostrarle los diferentes departamentos de la empresa, que vea cómo se relacionan entre ellos, quiénes serían sus compañeros, dónde se sentaría o dónde está el comedor.

Es importante que en el transcurso de  la visita, el reclutador permanezca muy atento a las diferentes respuestas del candidato, sus gestos, etc. Todo ello para determinar si lo que está viendo el candidato le produce una respuesta positiva o más bien negativa. A través de sus gestos y comentarios el entrevistador podrá determinar si lo que ve le gusta, le sorprende o le crea ansiedad o nerviosismo.

En resumen, podríamos decir que los pasos a seguir para incluir el Cultural fit en la contratación son:

1.Tener muy bien definidos los valores de la empresa y que los responsables de la contratación los conozcan para que puedan identificar perfectamente las actitudes que deberían tener los futuros empleados.

2.Indagar a través de preguntas y la observación adecuada, el potencial  de los candidatos entrevistados para integrarse en la cultura de la empresa.

3. Por último, elegir el perfil que mejor encaje con la filosofía de la empresa para cubrir el puesto vacante.

¿Tu empresa ya implementa el Cultural fit en los procesos de selección? ¿Buscas talento y te gustaría hacer un proceso de selección siguiendo estas premisas? Si es así, ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o llamanos al 91 598 90 00 y te explicaremos en detalle todo lo que necesites saber sobre la contratación por Cultural fit y su implementación en tu empresa.

Deja un comentario