Blog

¿Sabes qué son las organizaciones Teal?

Las personas son el principal activo de las empresas y cuidarlas en su mayor reto. En un mundo laboral cambiante y condicionado por la pandemia, los trabajadores pasan por etapas en las que pierden la motivación.

Por esa razón, las organizaciones tienen que activar mecanismos internos que faciliten la conexión entre sus empleados y la empresa al mismo tiempo que logran satisfacer las demandas de sus profesionales. Una solución que está en auge actualmente dentro del mundo empresarial es el modelo Teal.

¿Qué es el modelo Teal?

El modelo Teal surgió en 2014 cuando Frederic Laloux realizó una investigación que implicaba a más de 40.000 empleados y 100 empresas de diferentes sectores, con el objetivo de encontrar cuáles eran los principales motivos que afectan a la motivación de los empleados.

Tras realizar su investigación concluyó que las empresas se clasifican en cinco colores:

Rojo: este grupo está formado por aquellas empresas que se rigen de manera tradicional, un jefe tiene la autoridad y la impone sobre el resto de los empleados. De manera, que se escucha una sola voz. Este modelo es el menos recomendamos para organizar una empresa y el utilizado por las bandas callejeras y mafias.

Ámbar: con una estructura piramidal y unos roles muy marcados, en este tipo de empresas los empleados mejoran su posición dentro de la pirámide por su antigüedad. Este modelo es el utilizado en el sector público.

Naranja: este modelo de organización interna surgió durante la revolución industrial y en él se mantiene la estructura piramidal, pero en este caso para ascender no se prioriza la antigüedad de los empleados, sino sus propios méritos. Los directivos valoran que sus empleados logren sus objetivos y alcancen las metas que se le marcan desde la cúspide de la pirámide. El objetivo de esto es sacar el máximo rendimiento económico y es muy habitual en las empresas actuales.

Verde: este modelo surgió ante los diferentes cambios que trajo los modelos para gestionar proyectos como Agile. En este modelo, los valores de la empresa juegan un papel importante y crean una identidad que conecta con los clientes. Por su parte, los trabajadores se empoderan al abandonar la estructura piramidal y tomar las decisiones de forma consensuada. De esta manera, los trabajadores se sienten parte de lo que pase con la empresa y mejora su implicación y cohesión con la organización. Este modelo se suele usar en grandes e importantes empresas con presencia en varios países y también es habitual en las ONGs.

Teal (verde azulado): este último va un paso más allá y colocan a los empleados en el centro de la toma de decisiones, les permiten formar parte del futuro de la empresa y ven cada fracaso o adversidad como una nueva oportunidad para mejorar y continuar creciendo.

¿Cuáles son los pilares del modelo Teal?

Aunque el modelo Teal puede aplicarse de muchas maneras, tiene unos principios básicos o pilares que siempre están presentes y que son sus cimientos:

1.Autogestión y estructura descentralizada: el valor clave de este tipo de organizaciones es la confianza en sus empleados, quienes tienen libertad para tomar decisiones, siempre y cuando las hayan consensuado con todas las personas afectadas. Esto incentiva la colaboración entre diferentes equipo de trabajo y la clásica organización piramidal desaparece para ser horizontal, ya que se reduce ampliamente el control de los altos cargos.

2. Employer Branding: los trabajadores en este modelo se sienten empoderados, ya que forman parte de la toma de decisiones y participan de forma activa en el crecimiento de la empresa. Todo ello, hace que se sientan motivados y quieran sacarle el máximo partido a su talento, dando lo mejor de sí mismos en todo momento. La consecuencia inmediata de este modelo es que el rendimiento de la empresa mejora y la afiliación de sus trabajadores también. Nadie quiere irse de una empresa donde se le permite crecer, evolucionar y mejorar su posición dentro de la misma.

3. Evolución: una de las características claves de este modelo es que existen unas metas comunes para todos los miembros que forman parte de la empresa. Estas metas van de la mano con los valores corporativos y permiten a los empleados colaborar en su consecución, buscando siempre la innovación y la diferenciación de la empresa del resto de competidores. Quieren convertirse en un referente y eso va por encima de los aspectos puramente económicos.

¿Cuáles son las principales ventajas o consecuencias de la aplicación de este modelo?

La aplicación del modelo Teal conlleva una serie de ventajas para la empresa, pero también para sus empleados. Estas ventajas son:

Los trabajadores son los protagonistas del rumbo que adquiera la empresa. Esto hace que los empleados mejoren su empeño y fortalece el vínculo entre la empresas y sus trabajadores. Tanto a nivel interno, como externo, lo que hace que la organización sea más atractiva de cara a la captación de nuevos talentos.

-Al no existir un férreo control de lo que el trabajador hace en su jornada laboral, esto le permite al empleado investigar la mejor manera de lograr sus objetivos, aprender e innovar sin miedo al fracaso. Esto repercute en la modernización de la empresa, logrando que se diferencia dentro de su sector. Hay que tener en cuenta que en una organización piramidal solo piensan los altos cargos y los empleados ejecutan sus órdenes; sin embargo, en este modelo, todos piensan y, como dice el popular refrán, “dos cabezas piensan mejor que una”.

-Las empresas que aplican este modelo entienden los logros de cada uno de sus trabajadores como logros de la organización, lo que conlleva un mayor nivel de compromiso de toda la plantilla, al mismo tiempo que se facilita el desarrollo de los empleados y de la empresa.

Empleados motivados y comprometidos: Los empleados al estar motivados asumen cada jornada laboral como una nueva oportunidad (no como una obligación) para alcanzar sus metas y desarrollarse personalmente, lo que repercute positivamente en el desempeño de la empresa.

En estos tiempos de pandemia donde reina la incertidumbre y los cambios, las empresas deben estar dispuestas a reinventarse y aprovechar este momento para posicionarse mejor en el mercado y diferenciarse de sus competidores.

Las empresas que quieren ser un referente dentro de sus sectores, deben poner en marcha estructuras de organización que motiven a sus empleados y refuercen su compromiso con la organización. Este modelo impulsa la innovación y puede ser la clave para que las empresas se adapten y sobrevivan a la pandemia.

Deja un comentario