Blog

Saura rueda en Teruel su último proyecto, “Goya 3 de mayo”

El cineasta Carlos Saura rueda su último cortometraje, Goya 3 de mayo, una reconstrucción de 20 minutos sobre una de las obras más conocidas del pintor Francisco Goya, Los fusilamientos del 3 de mayo; en el que Tempotel participa como agencia de figuración junto a la productora, Imago Entertainment.


Este cortometraje, con el que el Gobierno aragonés conmemora el 275 aniversario del nacimiento de Goya, se está rodando íntegramente en Teruel, concretamente, en un plató audiovisual acondicionado en una nave del polígono industrial Platea que Saura ha transformado en la montaña madrileña del Príncipe Pío donde los soldados napoleónicos ejecutaron a quienes se alzaban contra la dominación francesa.

“Este es un encargo precioso y estoy disfrutando mucho”, comentó Carlos Saura en un descanso durante la grabación. El cineasta destacó que, en gran parte, su satisfacción se debe a que cuenta “con un equipo estupendo y una figuración maravillosa muy bien seleccionada”.

Saura ha querido hacer el viaje que realizó Goya, pero a la inversa. El pintor plasmó en un lienzo los hechos ocurridos en Madrid durante los fusilamientos del 3 de mayo de 1808 y ahora el cineasta aragonés convierte de nuevo en personajes de carne y hueso las figuras del famoso cuadro del artista de Fuendetodos.

Convertido en un experto en el pintor de Fuendetodos tras haber rodado la película ‘Goya en Burdeos’, Saura explicó que para su cortometraje también se ha inspirado en las imágenes impactantes de la serie de grabados ‘Los desastres de la guerra’ que realizó Goya. Destacó, no obstante, que el cuadro ‘Los fusilamientos del tres de mayo’, del que parte la obra cinematográfica en la que está ahora totalmente inmerso, es “un alegato contra la guerra que todo el mundo debería ver y conocer”.

El plató donde se está grabando es un ir y venir de personajes goyescos durante cada jornada de trabajo. Junto a los soldados de uniforme pululan hombres, mujeres y niños casi harapientos, víctimas de una invasión. En total son 45 figurantes que Tempotel ha seleccionado para formar parte del rodaje.

En este proyecto también participa el actor turolense Luis Caballer, al que han rapado la cabeza para interpretar al fraile que aparece en la afamada obra de Goya y que en el cuadro reza agachado cerca del hombre de camisa blanca que va a ser fusilado. Da vida, a este último, el actor zaragozano José Luis Esteban, del Teatro del Temple, fielmente caracterizado. “Convertir la atmósfera de este cuadro en un pedazo de vida es algo increíble”, dijo Esteban.

Fuente: heraldo.es

Deja un comentario