Blog

El trabajo en equipo, la clave del éxito de una empresa

Cuando se realiza un trabajo en equipo, varias personas ponen en común sus habilidades y conocimientos para lograr unos objetivos o metas que de forman individual no alcanzarían, o bien, tardarían mucho más tiempo en hacerlo. ¡Sigue leyendo y descubre cómo el trabajo en equipo puede convertirse en la clave del éxito de una empresa!

El trabajo en equipo nace tras la detención de la necesidad de aunar fuerzas y complementarse para lograr los retos que de forma individual no se podrían alcanzar. Para que un grupo de personas se transforme en un equipo de trabajo hay que alcanzar la cohesión. Es decir, definir unos espacios, funciones y roles en los que cada componente realice sus tareas y saque todo su potencial sin estorbarse entre ellos, ni solaparse en sus funciones.

En ese sentido, la labor del líder es fundamental. Ya que es él quien se encarga de promover una comunicación fluida y directa dentro del grupo y entre todos los integrantes para crear lazos de unión positivos y relaciones sanas entre compañeros que les permitan trabajar juntos y lograr los objetivos comunes.

La cohesión de un grupo se puede ver si existe compañerismo entre los miembros y  el sentido de pertenencia que se manifiesta entre sus componentes. Cuanto mayor cohesión hay, mejor se trabaja  dentro del grupo y más productivo es el equipo.

Requisitos para que un equipo de trabajo alcance sus metas

De forma sencilla y clara se pueden establecer una serie de requisitos claves para que un grupo de trabajo funcione y logre sus metas:

  • Buena comunicación: entre todos los componentes de un grupo debe existir una relación profesional sana que permita una comunicación directa, clara y fluida. De esa buena comunicación depende en gran medida el éxito de su unión. Para ello, es clave definir con anterioridad el rol, las funciones y responsabilidades de cada uno de los componentes. De esta manera, se evitan malos entendidos y solapamientos en las tareas que realizan diferentes miembros del grupo.
  • Complementariedad entre los diferentes perfiles profesionales: la intención principal al crear un grupo de trabajo es que diferentes perfiles se complementen. Por ejemplo, cuando se va a hacer un anuncio para una revista tiene que haber un gestor de medios, un fotógrafo, un creativo, un director de arte… Todo un grupo de personas que trabajan juntas para hacer la tarea o el proyecto que se les ha encomendando. Está claro que el fotógrafo no podría hacer el trabajo del gestor de medios, ni éste el del creativo, por esa razón es fundamental que aúnen sus habilidades y conocimientos para sacar el trabajo adelante.
  • Coordinación del equipo: todos los miembros del equipo deben poner en común sus habilidades para alcanzar el propósito de esa colaboración. Todos los miembros del equipo de trabajo deben estar coordinados y saber qué tienen que hacer y cuándo. Para ello, se establece un orden de actuación y un timing de trabajo. De esta manera, cada uno sabe lo que tiene que hacer y cuándo lo tiene que hacer. Están todos coordinados.
  • Confianza: cuando perteneces a un grupo de trabajo, tanto si te toca liderarlo como si no, tienes que confiar en que todos tus compañeros darán lo mejor de sí mismos y que saben lo que hacen. Hay que ser profesional y darle a cada uno de los miembros el apoyo y la confianza que necesitan para realizar sus funciones. No se consigue nada atosigando a una persona, metiéndole prisa, o cuestionando sus decisiones. De esa manera, únicamente se logrará una falta de cohesión que sino se sabe resolver a tiempo, impedirá que el trabajo se saque adelante. De modo que entre todos los miembros del equipo tiene que existir una relación de confianza y para ello, es fundamental realizar reuniones periódicas y establecer, desde el principio, los canales de comunicación a través de los cuales se compartirán las ideas, se debatirán, y se realizarán constructivas. Todo ello, bajo la premisa de que dentro del grupo existe una relación de confianza plena.
  • Un buen líder sabe delegar: normalmente el responsable de un proyecto se sobrecarga de trabajo y asume tareas que no le pertenecen. La principal labor del responsable del proyecto es coordinar el trabajo de todo el equipo y facilitar una buena comunicación. Ya está. El líder debe confiar y saber delegar en sus compañeros las diferentes tareas, sin asumir responsabilidades que no le pertenecen. Ya que de esa manera, se pueden descuidar tareas y se corre el riesgo de cometer errores debido a la sobrecarga.
  • Compromiso: tiene que existir un compromiso entre todos los miembros del equipo para dar lo mejor de sí mismos. Si cada uno de los componentes da el 100% el éxito está asegurado.

El equipo de trabajo, la clave del éxito de las empresas

Actualmente el éxito de una empresa depende de las habilidades y el talento de un buen número de profesionales, no únicamente de una persona. Esta forma de trabajar es la más común hoy en día dentro de las empresas y se basa en la cooperación y la puesta en común de un conjunto de personas, en la que todos los miembros aportan sus conocimientos y son responsables de las metas comunes.

Esta forma de trabajar en equipo fomenta un buen clima de trabajo, motiva a los empleados, genera sentido de pertenencia y fideliza al talento, uno de los grandes retos de las empresas en los últimos tiempos.

Las empresas valoran cada vez más la formación especializada de los candidatos. Requieren expertos en un determinado campo que añadan valor a sus equipos de trabajo. Por esa razón, no es de extrañar, que cada vez sea más frecuente encontrar en las ofertas de empleo frases como “se busca un profesional que sepa trabajar en equipo y esté acostumbrado a hacerlo…”. También se habla de “se requiere profesional con determinado perfil para incorporarse al equipo…” en la mayoría de las ofertas de trabajo. Lo que viene a dejar claro que ahora el tener habilidades para trabajar en equipo deja de ser algo opcional para convertirse en un requisito imprescindible para las empresas. Si estás buscando trabajo debes tener esto en cuenta para destacar entre el resto de candidatos.

Hoy en día el trabajo en equipo y la sinergia que se crea durante una colaboración entre diferentes profesionales es una ventaja competitiva para todas aquellas empresas que quieran destacar dentro de su sector y posicionarse por encima de sus competidores.

Deja un comentario